Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

lunes, 25 de junio de 2018

Crisis de inmigrantes.


No sé si meterme en camisa de once varas o pasar del tema, pero es que la crisis de las migraciones, con el tema del Acuarius y otras noticias sobre el tema, algunas de ellas con trágico final, mueven nuestras conciencias y estas nuestra razón, para oponerse a los sentimientos que, indefectiblemente, como personas, nos afloran.


Por una parte, creo no equivocarme si digo ‘a todos’, nos preocupa la suerte que puedan correr tantos y tantos inmigrantes que, huyendo de las penurias de sus países, se dirigen hacia Europa como destino general, y que por circunstancias geográficas, deben pasar por los países  mediterráneos como puerta de entrada.

Estoy seguro que a todos nos gustaría que Europa tuviera espacio suficiente para acoger a tantísimos inmigrantes como pretenden llegar, y cuando digo ‘espacio’ no me refiero a sitio físico, que haberlo ‘haylo’, me refiero al espacio necesario para vivir dignamente, con las necesidades básicas cubiertas sin interferir en las necesidades de los demás. Y eso ya no está tan claro que se pueda conseguir si son tantas las personas a las que hay que acoger.


Por otra parte, y a pesar de nuestros sentimientos hacia ellos (buenos o malos), no somos los particulares los que debemos organizar las políticas de acogida, que no son fáciles de implementar, por una parte porque un solo país puede llegar a colapsarse si él solo pretende dar solución a tan grave problema. Por otra, poner de acuerdo a los dirigentes de todos los países europeos implicados es prácticamente imposible, dadas las diferentes situaciones por las que cada uno atraviesa (políticas, económicas, culturales, morales,…).

En cualquiera de los dos casos, esta claro que la improvisación no es buena consejera, aunque es el arma más rápida que tenemos. En otro caso, mientras organizamos las llegadas de los barcos o las pateras, perdemos muchísimas vidas en el mar.

Además, los sentimientos de los dirigentes no son los que deben primar en estos casos, debe ser la razón, y esta debe intentar recopilar las razones de la mayoría de los ciudadanos. 


Una persona puede ser acogedora, pero su vecino puede no serlo, ¿Cómo va a decidir la primera que van a recibir en sus casa un inmigrante cada uno?, evidentemente no es correcto, ni siquiera si van a ir a un centro colectivo que pagan entre los dos. Debe haber al menos una mayoría, que por eso estamos en una democracia.


Ya para finalizar, querría exponer una solución en la que, seguro todos estaríamos de acuerdo, esta sería actuar en el origen del problema. No sé como, no soy político, pero si consiguiéramos en sus países una calidad de vida lo suficientemente buena para que no tuvieran que huir, ¡Problema resuelto! ¿O no?

No hay comentarios:

Basílica de San Pascual

Semana Santa en Villarreal

Francisco Tárrega

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"