Intercambio de enlaces. "Interenlázate"

Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

https://pfont.eu/comercios

domingo, 30 de junio de 2019

TODOS SOMOS IGUALES


Me niego a considerar diferente a ninguna persona en función de su orientación sexual, su religión o su color de piel. TODOS SOMOS IGUALES.

¿A que viene esto? me diréis…

El día 28 de junio se celebró, como todos los años, el día del Orgullo LGTB, coincidiendo con el aniversario de los disturbios de Stonewall en New York.

Aquello fue en 1969 y ha llovido mucho desde entonces, pero en cualquier caso este año, al cumplirse los 50 de dicha fecha, quizá tenga algún sentido rememorarlo.

El mundo, a pesar de la globalización, cuenta con muchas y diferentes culturas, y cada una de ellas ha reaccionado a este movimiento, y ante las personas que integran el colectivo de diferentes formas.

Si bien en algunos sitios se ha asumido con total normalidad la igualdad entre las personas, en otros se les considera tan diferentes que incluso se les sigue persiguiendo y eliminando.

Por suerte, las sociedad en la que vivo y bajo el punto de vista que escribo estas líneas, es de las primeras. Aquí, en la actualidad TODOS tenemos los mismos derechos como personas, y así consta en la Constitución, donde en su artículo 14 dice: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

Una vez sentadas estas premisas, me pregunto ¿Qué sentido tienen el seguir mostrándose como diferente?, ni siquiera un día al año. Si somos iguales, lo somos todos los días.

Está claro que una bandera multicolor no ofende a nadie, y todo el mundo, forme parte del colectivo o simplemente quiera mostrarles su apoyo, tiene el derecho de poder lucirla, pero también, a pesar de asumir la igualdad, puede haber personas que no comulguen con el movimiento y por ello no se les puede obligar a lucirla.

Un grupo de homosexuales sobre una carroza en el desfile del Orgullo gay de Maspoalomas, 2015 / Youtube

Me diréis que no se obliga a nadie, pero sí que se pretende mostrarla en espacios públicos que nos representan a todos. 

Yo propondría que, tal y como se hace en otras celebraciones, que cada cual las cuelgue en sus balcones, que se ponga un pin o que se haga un traje, pero sin implicar a nadie que no lo desee.

También habrá argumentos que compararán esta fiesta con otras arraigadas en nuestra sociedad y que pese a poder molestar a otras personas, se siguen promocionando y celebrando. Bueno, eso sería motivo de otro artículo, no voy a defenderlas ni a criticarla aquí.


Este tema daría para mucho más, pero si un lector se enfrenta a un texto demasiado largo, directamente pasa de él y no lo lee, así que prefiero dejarlo aquí, y defender mis argumentos, si puedo, ante quién se digne poner los suyos en los comentario.



¡Hasta otra!

Ya somos abuelos

Semana Santa en Villarreal

Francisco Tárrega

Motor inmobiliario

Entradas populares

Contador