Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

miércoles, 28 de junio de 2017

El respeto a la libertad de expresión.

Con cuánta frecuencia oímos referencias a la libertad de expresión cuando alguien intenta justificar frases criticadas por otras personas.

Cualquier opinión política está justificada y hay que respetarla, aun cuando no se comparta en aras a la libertad de expresión.

También la libertad de expresión permite opinar libremente sobre temas religiosos, o al menos debería, porque si el tema tiene que ver con los musulmanes el miedo nos ata la lengua, o las represalias pueden ser trágicas.

Ahora, estos días es el colectivo LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) el que, haciendo uso de su libertad de expresión, se está manifestando públicamente para que todos sepamos lo orgullosos que están de su condición sexual.

Bueno, son logros sociales que de alguna manera suman libertades al pueblo. Supongo que será bueno.



Ahora, digo yo, si las libertades son buenas para todos, ¿Por qué no se puede opinar sobre este tema?, ¿Por qué cuando alguien defiende una postura que para ellos no es la correcta, se le critica tanto?, ¿Por qué no se respeta su libertad de expresión?

Nadie dice que se tengan que hacer caso de estas opiniones, de hecho ningún heterosexual se convierte en homosexual por el simple hecho de oír a estos comentar sus bondades, ni al contrario, ningún gay se convierte en hetero convencido por uno de estos. Por ello, por más que se hable en contra de los LGBT, déjenles hablar, respeten su libertad de expresión y no se preocupen tanto, que por más que digan no van a cambiar sus tendencias.

Yo puedo estar a favor o en contra de las prácticas sexuales del colectivo LGBT, puedo respetarlas, pero no compartirlas.

En mi caso, me declaro heterosexual, y me parece una cosa tan normal que ni siquiera considero que deba estar orgulloso de ello, pero no voy manifestándolo por la calle. Llegados a este punto, ¿Por qué debe parecerme bien que este colectivo manifieste públicamente estas conductas sexuales?, ¿No entienden que, a pesar de que con toda mi buena voluntad les acepte, estos actos pueden ofenderme o molestarme?

Estas tendencia no las han inventado ahora, toda la vida las ha habido, y de algún modo (quizá tengan razón en lo de la represión) lo han vivido, como todos, dentro de sus casas, en la intimidad de sus círculos, y nadie ha ofendido a nadie, ni nadie ha tenido que pagar las fiestas de nadie.


Las libertades de unos terminan donde comienzan las de los demás.

lunes, 26 de junio de 2017

Siempre haciendo amigos

Mañana, como cada martes y jueves desde hace aproximadamente cuatro años y medio, es decir, desde que me prejubilaron de la Caja Rural, acudiré a mi cita con el ciclismo.

En horario de verano a las 7:30, el cruce de la Avd. Francisco Tárrega con la calle San Miguel, se convierte en el punto de encuentro de nuestro grupo de amigos, que nos reunimos para activar estas articulaciones que poco a poco van mermando sus condiciones.

Si bien esta (el ciclismo) era una de mis prioridades cuando me plantearon dejar de trabajar para aminorar la carga estructural de una entidad que, como todos los bancos, no pasaba por sus mejores momentos, nunca pensé que llenaría mi tiempo de un modo tan gratificante.

La verdad es que llevo con esto desde hace más de veinticinco años, casi desde el primer momento enrolado en el grupo Capicua, de gran solera por aquel entonces en nuestra ciudad, pero que el tiempo y las diferentes características de sus componentes se han encargado de diluir.

Cuando comencé, por temas relacionados con la salud (supongo que el stress se considera tema de salud), daba mis paseos en solitario, sábados y/o domingo me montaba en mi Méndiz, y me daba una vueltecita sin demasiadas pretensiones por las carreteras de nuestra provincia cercanas a Villarreal. La verdad es que conocía pocas rutas frecuentadas por ciclistas.

En una de estas salidas en solitario fui a coincidir en el bar de Toni, en la Ribera de Cabanes, con el mencionado grupo Capicua, compuesto por los que a la postre se convertirían en mis mejores amigos.

Conocía a casi todos (por no decir a todos), y al verme llegar a almorzar solo, me invitaron a sentarme con ellos, invitación que ni pude ni quise rechazar.

Tras un almuerzo distendido nos dispusimos a volver a casa. Para mi tranquilidad, igual hubiera regresado mejor solo, pues su ritmo era bastante más alto del que yo estaba acostumbrado y me costaba seguirles, pero entre todos me ayudaron y me animaron para quedar con ellos para las siguientes salidas. De aquello hasta hoy parece que no haya pasado el tiempo pero, como ya he dicho, han pasado cerca de treinta años.


El caso es que con la prejubilación, la historia se ha repetido. Dado que mis compañeros de fatigas del grupo seguían en activo, entre semana no tenía más remedio que salir solo, así que, tal y como había previsto, los días por podía, que eran casi todos, me subía a mi bici y a rodar en solitario.

Pero fueron muy pocas las salidas antes que coincidiera con otros jubilados y prejubilados, casi todos pertenecientes al grupo Vila-real, que también me ofrecieron la posibilidad de sumarme a su grupo.

La verdad es que les estoy enormemente agradecido, ya que las salidas tomaron otro cariz, de salir a voluntad propia a quedar con un grupo la diferencia es enorme, ya que en el primer caso, cualquier pequeña incidencia o contratiempo es excusa para quedarse en casa, en el segundo siempre buscas solucionarlo para poder salir.


En la actualidad, somos más de veinte personas las que solemos acudir a la cita, (no todos siempre, evidentemente) y las etapas varían muy poco, aun cuando un pequeño grupo nos estamos escindiendo para hacerlas más variadas, sin que por ello vayamos a dejar el grupo original, con el que al menos uno de los dos días semanales hacemos lo posible por coincidir.

La verdad es que la vida da muchas vueltas, y sin querer decir que estos se han convertido en mis mejores amigos actualmente, si que puede afirmar que lo son tanto como los primeros, por lo que mi circulo se ha ampliado mucho con todos ellos. ¡Es lo que tiene el ciclismo, que siempre vas haciendo amigos!

Si eres un ciclista solitario, ¡Ven, somos un grupo de amigos que te estamos esperando!

viernes, 23 de junio de 2017

Deporte nocturno en la Plaza Mayor


La llegada del verano, con el buen tiempo, renueva en todos nosotros las ilusiones por ponernos en forma y para ello nada mejor que la práctica deportiva.

Bien es cierto que las altas temperaturas que estamos sufriendo estos días desaconsejan realizarlo en las horas centrales del día, siendo mucho mejor las primeras o las últimas, con el sol más bajo. Si nuestro tiempo lo permite y podemos practicarlo a partir de las 12 de la noche, eso ya debe ser ´la gloria'.

Como todos sabemos el deporte más extendido en las culturas occidentales es el fútbol, y gracias a las iniciativas del Sr, Roig y del Ilmo. Ayuntamiento, nuestra ciudad cuenta con un número de campos por encima de la media nacional, pero entre uno y otros no han tenido la precaución de poner uno bien céntrico, así que llevamos unas noches que nuestra 'preciosa' Plaza Mayor se convierte, a partir de media noche, cuando ya no hay transeúntes a los que molestar, en un improvisado campo de fútbol.

Un grupo de jóvenes, que como las clases ya se ha terminado y no tienen que madrugar, toman la plaza y se ponen a jugar su peculiar partido, y debe ser una competición importante para ellos, porque cada tanto se celebra como si de un gol 'Champions' se tratara, el griterío es enorme, quizá ampliado por el silencio nocturno, y por cierto, el resultado final rondaría los 200 goles entre los dos equipos, ya que cada minuto marcaba uno u otro, el caso es que dormir resulta imposible.


Casualidades de la vida, harto de dar vueltas en la cama, a las dos y media me he levantado, para verlos jugar, y me he acertado a ver una patrulla de la policía local que venía a pitar el final de partido.

Evidentemente, los jóvenes se han dio y a partir de ahí hemos podido descansar.

Yo, a la vista de lo fácil que ha resultado devolverle temporalmente la paz a la plaza, me pregunto ¿Cuántas patrullas hay en el pueblo?, ¿Qué rutas cubren?, porque lo que es evidente es que, antes no lo sé,  pero desde las doce de la noche no habían pasado, de lo contrario se habrían dado cuanta de las molestias que estaban causando los chavales, y les hubieran invitado a dejarlo mucho antes.

Entiendo que un número de patrullas, recorriendo unas rutas que les permitiera cubrirlas en una hora, sería lo ideal. Seguro que ellos tendrán controlado este tema organizativo mucho mejor que yo, y que si no lo hacen es porque no pueden, pero en cualquier caso, es un tema sobre el que tendría que reflexionar quién tenga el poder para organizarlo.

No sé si os habréis dado cuenta, pero a pesar del tono con que está expresado esto es una queja, para que se vigile más el tema de los ruidos nocturnos, no solo en la Plaza Mayor, sino en todo el pueblo.

Y ya puestos a quejarnos, seguiré comentando que antes de las seis de la mañana, la cuba que riega la plaza con agua a presión, ya estaba realizando sus higiénicas tareas, con lo que de nuevo el descanso se va al carajo (perdón por la expresión). 

Tres horitas, señores, tres, hemos podido descansar correctamente esta noche, pero claro, los de la plaza no hacemos más que quejarnos.

miércoles, 14 de junio de 2017

Sr. Pasqual Batalla Llorens

Ayer, 13 de Junio de 2017 falleció en nuestra ciudad, Villarreal, victima de un cáncer, Pasqual Batalla.

A los que le conocíais pocas cosas puedo aportaros, y para los que no, os dejo la reseña que sobre sí mismo tenía en la página del 'Ajuntament de Vila-real':



'Portavoz de Compromís per Vila-real


Primer teniente de alcalde
Nací en 1951, en la calle Doctor Font, a la sombra del campanario de mi querido Vila-real. He sido maestro de Primaria, de manera ininterrumpida, desde el año 1976 hasta mi jubilación, en septiembre de 2011. He hecho escuela en Tales, Vila-real, Rossell y sobre todo en Nules, donde he estado siempre, durante 29 años, en el CEIP Pius XII. Casado y con dos hijas gemelas, he estado siempre muy vinculado a los movimientos sociales como Els Lluïsos, Acció Cultural del País Valencià o Apaval, asociación de la cual he sido presidente desde 1998 hasta 2011. En la actualidad soy vicepresidente europeo de la AECT. En el mundo de las fiestas, implicado desde 1979, soy miembro fundador de la peña L'Embolic. En el ámbito político, soy concejal por el Bloc desde el año 1999.'
Solo añadiré a lo que él escribió, que 'fue una gran persona'.
Descanse en paz.
Las exequias fúnebres tendrán lugar el Jueves 15 de Junio en la Iglesia Arciprestal de Villarreal. 

miércoles, 7 de junio de 2017

Usemos los cajeros automáticos.

Estos días se está hablando de la nota en la que Caja Rural informa a sus clientes que a partir del 1 de julio, las extracciones de menos de 300 euros deberán realizarlos directamente en los cajeros.

Muchos son los comentarios en contra que los ¿clientes? están vertiendo en las redes sociales, opiniones basadas en suposiciones y desconocimientos de las prácticas bancarias.

Aun cuando sé de lo cerrados que tienen los cerebros algunas de estas personas cuando de temas de la Caja Rural se trata, voy a intentar explicar de qué va esta práctica, comentada en Asamblea General y que cada vez más entidades están adoptando.

En primer lugar y a fin de quitar hierro a este tema, les diré que esta medida no se pone en marcha para todos los clientes de hoy para mañana. Entiendo y espero que habrá un periodo de tiempo, tan largo como sea necesario, en que los empleados ayudarán a los que así lo necesiten a realizar sus transacciones, incluso en casos extremos de incapacidad total, les realizarán la operación en alguna ventanilla habilitada al efecto.

¿Qué se pretende con ello?

Varias cosas a saber:

Reducir el encaje en las oficinas. No sé si sabrán que el dinero en efectivo que tienen las oficinas tiene una rentabilidad cero, es decir, no está invertido en nada, ya que está a disposición de los clientes, y por lo tanto no se le pueden sacar beneficios.

Por otra parte el dinero en oficinas debe estar asegurado, y el precio del seguro, que no es barato, va en función de la cantidad máxima estimada que puede haber en la oficina en algún momento.

Estas dos circunstancias que he comentado se reducen externalizando el servicio de cajeros.

¿Qué significa esto? Que  la caja cede la gestión de los cajeros a una empresa de seguridad, que a cambio de un pago pactado, se encarga de atender todo lo concerniente a los mismos, desde cargarlos de efectivo, recuento, cuadre, incidencias, recuperación de tarjetas capturadas, seguro, reparaciones, cambio de fungibles (papel y cinta entintada),…

El dinero que hay en los cajeros, hasta ese momento es de la empresa de seguridad que realizara los correspondientes apuntes contables contra la Caja para regularizar los importes reintegrados o ingresados, con ello la Entidad puede tener menos dinero en efectivo, es decir NO invertido, y además puede ahorrar en el seguro de este apartado.

Como de todos modos el sistema tiene un coste, se trata pues de rentabilizarlo. ¿Cómo se puede rentabilizar?, pues está claro, redirigiendo al mismo el mayor número de operaciones posibles. Por motivos de seguridad se redirigen las operaciones de un importe no demasiado alto (300 eu puede ser una cantidad adecuada).

Cuantos más clientes hagan uso de los cajeros, menos incidencia por operación tendrá el coste de mantenimiento, y por otra parte dejará a los empleados más tiempo para realizar tareas que requieren indefectiblemente de una atención personalizada.

Una vez aclarado, espero, el beneficio que tiene para la Caja, me gustaría que vieran los que tiene para los clientes.

El primero que se me ocurre es la ausencia de colas. Los cajeros están a disposición de los clientes en todo el mundo las 24 horas de día, los 365 días del año.

Está claro que la gente muy mayor quizá ya no viaja, pero puede necesitar dinero en cualquier momento del día, y el cajero siempre estará esperándole, en cualquier caso, nunca estará peor que ahora, porque en la entidad, en horas de oficina, siempre habrá algún empleado preparado para atenderle con la cordialidad que se merece.

El cajero, además de darle efectivo, también puede realizar otras muchas tareas, como realizar ingresos en su cuenta, actualizar su libreta de ahorro o consultar su saldo en su cuenta corriente. Puede pagar sus recibos en el cajero, ingresar cheques, realizar transferencias o cargar el móvil,… En cualquier caso el número de servicios que nos prestarán irá en aumento (impresión de recibos, datos fiscales o documentos previamente solicitados en general) y si estamos familiarizados con esta tecnología más fácilmente la asumiremos.

Seguro que quedan ventajas en el tintero, pero solo con estas, si alguien no está interesado en los mismos y prefiere perder la oportunidad de aprender a manejarlo que ahora nos brinda la Caja Rural, de verdad que no lo entiendo.

En todo caso, la Caja Rural está ahí para atenderle de manera personalizada si así lo prefiere, y para escucharle si tiene alguna sugerencia o alguna queja. 

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"