Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

lunes, 14 de noviembre de 2011

Una bocanada de aire fresco.

Dice el dicho popular que “más vale malo conocido que bueno por conocer”.
El próximo fin de semana tenemos la posibilidad de poner en práctica este refrán, aunque, por el bien de todos, espero que no.

Digo, “por el bien de todos”, no porque de entrada crea que con la previsible victoria del PP se solucionen los problemas del país, que no lo creo, sino porque espero que con el cambio nos llegue una bocanada de aire fresco.

Me explicaré.

Independientemente de que nos esté afectando la crisis más profunda que viviremos la mayoría (espero); a mí me da la impresión de que entre otros factores, que analistas más preparados nos recuerda a cada momento, uno de los principales es la falta de confianza, tanto en el gobierno como en las instituciones.

Está claro que el ritmo de vida frenético que se llevaba en Europa en general y en nuestro país en particular, dejó a muchas familias, no solo sin recursos, sino que además fuertemente endeudadas, lo que ha provocado que ahora, con la merma de entradas de jornales, se las estén pasando “canutas”.

Todo esto, a pesar de estar afectando a cinco millones de compatriotas, no son ni mucho menos, la mayoría de la población activa; es decir que la mayoría trabajan, y si bien se han podido recortar algunos sueldos, en general esos siguen dando lo suficiente para vivir, con mayor o menor holgura, incluso habrá afortunados que podrán ahorrar o aprovechándose de las circunstancias adquirirán bienes a un precio mucho más bajo que el de mercado.

Con ello quiero decir que dinero sigue habiendo, pero lo que quizá falta es moverlo.

Por una parte los bancos intentan recuperar como pueden lo prestado en los años de bonanza anteriores. Este capital recuperado, que debería volver a la circulación en préstamos con las debidas garantías, no vuelve por la falta de confianza en una recuperación normal del mismo.



Por otra parte, las personas o familias que siguen trabajando y ganándose el sueldo, procuran ahorrar más de lo normal, también por miedo a que en los próximos movimientos de personal, sean ellos los que se queden en la calle.

El cambio de gobierno, en principio debería aportar un poco de confianza en que todo esto cambie, y con ello un movimiento de dinero más acorde con lo aconsejable.

Si el tiempo y sus acciones les dan la razón, poco a poco la bocanada de aire fresco puede convertirse en una brisa que nos ayude a respirar, pero si por el contrario, las medidas del nuevo ejecutivo no son capaces de afianzar esta confianza de la que hablamos, entonces si que estamos perdidos.

De momento, mi consejo es que cada uno haga lo que mejor sepa hacer en el lugar que le corresponda estar. El que tenga trabajo que trabaje, el que esté estudiando que estudie, el que pueda generar empleo que lo genere y al que, por desgracia, no le vaya tan bien, que no se duerma en los laureles y que esté preparado para no desaprovechar la ocasión si le llega.

No considero a Rajoy un sabio, ni mucho menos, pero para quedarnos con buen sabor de boca, os dejo el vídeo de Joan Manuel Serrat que reinterpreta el dicho anterior diciendo que prefiere al “sabio por conocer que al loco conocido”.

No hay comentarios:

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"