Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

martes, 20 de enero de 2015

Comunicación y ortografía.

Los distintos programas educativos han otorgado un mayor o menor grado de importancia a la ortografía y la gramática, hasta el punto de que la mayoría de las personas que hemos tenido la suerte de poder acudir a las escuelas, somos capaces de escribir con una corrección comprensible para la mayoría, después vendrá la facilidad que cada persona posea para expresar sus ideas por este medio.

Esta habilidad para escribir, normalmente viene unida a una facilidad para leer, es decir interpretar los textos que otros han escrito, incluso cuando estos no tiene toda la corrección esperada.

El intercambio de ideas, en este caso escritas, entre dos interlocutores forma parte de la comunicación.

El lenguaje, tanto oral como escrito, es una herramienta al servicio de la comunicación y lo más importante a la hora de relacionarse dos personas es precisamente esta, la comunicación.

Me diréis que a qué viene todo este rollo. Pues bien, el caso es que de un tiempo a esta parte, en algunas redes sociales parece que sea más importante el escribir bien que lo que en realidad se quiere comunicar, y siempre hay alguna persona, que por lo visto ha tenido acceso a la educación de la que hablábamos al principio, que no solo corrige los errores de los demás, sino que además se permite el lujo de remarcarlos para que se vean bien, incluso de burlarse descaradamente.

La primera consecuencia que esto provoca es un malestar y humillación en la persona que por las causas que sean no ha podido formarse en lo que a la escritura se refiere, aun pudiendo ser muy superior a nosotros en otros ámbitos de la vida.

La siguiente consecuencia sería que esa persona dejará de publicar sus pensamientos en dichas redes sociales, con lo que todos perdemos la posibilidad de enterarnos de cosas de las que quizá sea mucho mejor conocedor que nosotros.

Está muy bien el hecho de enseñar al que no sabe, incluso de corregir errores ajenos, pero no son las redes sociales el sitio más idóneo para ello. 

Yo rogaría que fuéramos más condescendientes con las personas que no poseen la formación y los conocimientos suficientes para expresarse correctamente por escrito, y que apreciáramos más lo que comunican que la forma en que lo hacen, de este modo  compartiremos más ideas y conocimientos de los que, a pesar de su incorrección ortográfica, todos aprenderemos.

No hay comentarios:

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"