Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

miércoles, 7 de junio de 2017

Usemos los cajeros automáticos.

Estos días se está hablando de la nota en la que Caja Rural informa a sus clientes que a partir del 1 de julio, las extracciones de menos de 300 euros deberán realizarlos directamente en los cajeros.

Muchos son los comentarios en contra que los ¿clientes? están vertiendo en las redes sociales, opiniones basadas en suposiciones y desconocimientos de las prácticas bancarias.

Aun cuando sé de lo cerrados que tienen los cerebros algunas de estas personas cuando de temas de la Caja Rural se trata, voy a intentar explicar de qué va esta práctica, comentada en Asamblea General y que cada vez más entidades están adoptando.

En primer lugar y a fin de quitar hierro a este tema, les diré que esta medida no se pone en marcha para todos los clientes de hoy para mañana. Entiendo y espero que habrá un periodo de tiempo, tan largo como sea necesario, en que los empleados ayudarán a los que así lo necesiten a realizar sus transacciones, incluso en casos extremos de incapacidad total, les realizarán la operación en alguna ventanilla habilitada al efecto.

¿Qué se pretende con ello?

Varias cosas a saber:

Reducir el encaje en las oficinas. No sé si sabrán que el dinero en efectivo que tienen las oficinas tiene una rentabilidad cero, es decir, no está invertido en nada, ya que está a disposición de los clientes, y por lo tanto no se le pueden sacar beneficios.

Por otra parte el dinero en oficinas debe estar asegurado, y el precio del seguro, que no es barato, va en función de la cantidad máxima estimada que puede haber en la oficina en algún momento.

Estas dos circunstancias que he comentado se reducen externalizando el servicio de cajeros.

¿Qué significa esto? Que  la caja cede la gestión de los cajeros a una empresa de seguridad, que a cambio de un pago pactado, se encarga de atender todo lo concerniente a los mismos, desde cargarlos de efectivo, recuento, cuadre, incidencias, recuperación de tarjetas capturadas, seguro, reparaciones, cambio de fungibles (papel y cinta entintada),…

El dinero que hay en los cajeros, hasta ese momento es de la empresa de seguridad que realizara los correspondientes apuntes contables contra la Caja para regularizar los importes reintegrados o ingresados, con ello la Entidad puede tener menos dinero en efectivo, es decir NO invertido, y además puede ahorrar en el seguro de este apartado.

Como de todos modos el sistema tiene un coste, se trata pues de rentabilizarlo. ¿Cómo se puede rentabilizar?, pues está claro, redirigiendo al mismo el mayor número de operaciones posibles. Por motivos de seguridad se redirigen las operaciones de un importe no demasiado alto (300 eu puede ser una cantidad adecuada).

Cuantos más clientes hagan uso de los cajeros, menos incidencia por operación tendrá el coste de mantenimiento, y por otra parte dejará a los empleados más tiempo para realizar tareas que requieren indefectiblemente de una atención personalizada.

Una vez aclarado, espero, el beneficio que tiene para la Caja, me gustaría que vieran los que tiene para los clientes.

El primero que se me ocurre es la ausencia de colas. Los cajeros están a disposición de los clientes en todo el mundo las 24 horas de día, los 365 días del año.

Está claro que la gente muy mayor quizá ya no viaja, pero puede necesitar dinero en cualquier momento del día, y el cajero siempre estará esperándole, en cualquier caso, nunca estará peor que ahora, porque en la entidad, en horas de oficina, siempre habrá algún empleado preparado para atenderle con la cordialidad que se merece.

El cajero, además de darle efectivo, también puede realizar otras muchas tareas, como realizar ingresos en su cuenta, actualizar su libreta de ahorro o consultar su saldo en su cuenta corriente. Puede pagar sus recibos en el cajero, ingresar cheques, realizar transferencias o cargar el móvil,… En cualquier caso el número de servicios que nos prestarán irá en aumento (impresión de recibos, datos fiscales o documentos previamente solicitados en general) y si estamos familiarizados con esta tecnología más fácilmente la asumiremos.

Seguro que quedan ventajas en el tintero, pero solo con estas, si alguien no está interesado en los mismos y prefiere perder la oportunidad de aprender a manejarlo que ahora nos brinda la Caja Rural, de verdad que no lo entiendo.

En todo caso, la Caja Rural está ahí para atenderle de manera personalizada si así lo prefiere, y para escucharle si tiene alguna sugerencia o alguna queja. 

No hay comentarios:

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"