Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

miércoles, 21 de diciembre de 2016

La maleta que más pesa.

Estoy leyendo las noticias que afectan a nuestra ciudad, y me llama la atención la que se refiere a la campaña de "La maleta que más pesa".

En este sentido tengo que manifestar mi más profundo pesar por todos y cada uno de los dramas por lo que los movimientos migratorios hacen pasar a sus implicados.


Por otro lado, las noticias de los atentados que algún que otro emigrante perpetra en los países de acogida, hace que me plantee el peligro que estos movimientos lleva a estos países.

Está claro que, por solidaridad, no podemos hacer pagar a todos por las acciones de unos pocos, pero sí que habría que buscar soluciones que, en primer lugar no nos expusieran a la violencia de estos radicales, y en segundo, se paliara el sufrimiento de tantas y tantas personas obligadas a huir de los enfrentamientos bélicos que se están produciendo en sus lugares de origen.

Apoyándome en una frase de un buen amigo, diré que "yo no soy radical, soy ordenado, y cada cual debe estar en su lugar", me explicaré: Cada cultura, y entiendo la religión como parte de una cultura, se ha desarrollado en una región, más o menos amplia del mundo, y sus integrante tienen tantas cosas en común, que es difícil que discutan por ellas.

Ni siquiera las diferencias económicas con el resto del mundo les afectan en gran manera, siempre y cuando tengan lo suficiente para vivir. ¿Cuantas veces hemos visto tribus amazónicas viviendo en la prehistoria mucho más felices que cualquiera de nosotros con todos los adelantos?.

Es en el momento en que mezclamos personas con diferencias culturales cuando se establecen las comparaciones, y como todos sabemos, "la comparaciones no son buenas". Unos se ven perjudicados respecto a los otros, y pretenden obtener los mismos derechos sin asumir las mismas obligaciones, quizá porque su cultura no se las exige, o no se las permite.


La única forma de acceder a estos beneficios que los autóctonos no quieren perder, es la fuerza bruta. De ahí a los conflictos bélicos solo hay un paso, y si los efectivos no dan como para enfrentamientos a gran escala, la otra alternativa es el terrorismo.

Por ello digo que hay que ser "ordenado". No mezclar culturas, al menos no mezclarlas por obligación o necesidad. Si alguien quiere y lo acepta, es muy libre de visitar o instalarse en un área cultural diferente, pero asumiendo que lo hace por propia voluntad, con sus derechos y con sus obligaciones.

Habría que establecer, pues, los mecanismos y las condiciones para que cada cual pudiera vivir en su área, estableciendo nueva fronteras, si es necesario, en los casos en que ya los conflictos de origen vienen por este tipo de diferencias.

Esto, que en primer lugar obligaría a establecer unas condiciones de paz en el mundo, que inicialmente serían un poco forzadas y necesitarían de la buena voluntad de todos, a la larga se traduciría en una paz verdadera, cuyos conflictos se dirimirían en los diferente foros establecidos al efecto, pero siempre en orden y en paz.


En fin... son elucubraciones que jamás se verán cumplidas... lo siento.

No hay comentarios:

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"