Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

domingo, 28 de octubre de 2012

Criticar sólo no es la solución.

Observo día a día, tanto en los noticieros o los programas de debate de la televisión, como en los periódicos, incluso en los blogs, facebook etc, la indignación que se apodera de los ciudadanos ante las políticas de los gobiernos, tanto de izquierdas como de derechas, allá donde gobierne cada uno.

Es una reacción que podríamos catalogar de universal, pues rara es la persona que no es capaz de enumerar lo que considera defectos de los gobernantes.


El caso es que, si seguimos algún debate, lógicamente tiene al menos dos bandos, y cada uno de ellos defiende posturas radicalmente opuestas; si leemos los comentarios que los lectores añaden a las noticias que los periódicos muestran por Internet, encontramos opiniones para todos los gustos y de todos los colores.

Esto viene a poner de manifiesto la dificultad que debe tener un gobernante para encontrar las mejores soluciones a los graves problemas a los que se enfrenta, pues si bien unas políticas mejoran unos aspectos de la vida social o económica, también es cierto que perjudican otros, por lo que hay que sopesar que es más prioritario o más conveniente en cada momento, provocando indignación en un sector social u otro.

Lo que resulta más complicado es encontrar propuestas para mejorar o solucionar aquello que se critica.

Brainstorming, o tormenta de ideas es una herramienta de trabajo en grupo que pretende aportar muchas ideas sobre el tema a tratar, para adoptar las que se consideren más apropiadas en cada momento. Si cada uno de los muchos indignados que nos permitimos criticar fuéramos capaces de aportar al menos una idea positiva sobre el tema criticado, quizá entre todos lograríamos que alguna de ellas fructificara para solucionar, al menos en parte, el tema que nos ocupa, y en cualquier caso resultaría más honesta la crítica, pues no me parece demasiado ético el criticar aquello que nosotros no somos capaces de mejorar.

Por ir un poco más lejos, y una vez expuesta mi postura, me gustaría hacer una reflexión sobre las formas de manifestar estas críticas.

Está claro que la más contundente es la huelga general, pero también es la que más perjudica tanto a los manifestantes, como al resto de los ciudadanos que no consideran esta opción. Normalmente nadie está para gastos en desplazamientos ni para perder un día de salario, ni los que no participan se merecen que perjudiquen sus negocios o que les impidan acceder a sus puestos de trabajo o de ocio.


Entiendo que lo más positivo por el momento, sería seguir trabajando (los que tenemos las suerte de poder hacerlo), para producir mucho, mejor y más competitivo, de modo que nuestro esfuerzo generara más trabajo e invertir la espiral hacia la creación de empleo, en lugar de hacia de destrucción.


Ya habrá quien deba y pueda buscar los responsables de lo que está pasando, para aplicar las penas que las leyes contemplen para estos casos. También ellos deben actuar con honradez, para devolver la confianza de la población en la justicia y en las autoridades.

No hay comentarios:

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"