Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

domingo, 15 de abril de 2012

CARTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Aprovechando las vacaciones que he disfrutado estos días, me he movido un poco por España y me ha llamando la atención que los límites de velocidad raramente se respetan, al menos en autovías y autopistas, pues yendo yo a 120 km/h, velocidad máxima permitida, me adelantaban como si estuviera parado.

Ello me ha hecho reflexionar un poco en el tema de las velocidades y su relación con las categorías de los vehículos y como consecuencia de esta reflexión me he decidido a remitirle al Sr. Rajoy  la carta que seguidamente copio:

"Sr. Presidente,

Preocupado, como todos los españoles, por la marcha de la economía me atrevo a dirigirme a Ud. para proponer una idea que, mejorada por sus técnicos y asesores, pudiera aportar un granito de arena en la salida de la crisis.

Se trataría de marcar un escalado de velocidades máximas en las autopistas y autovías, en función de la categoría y conservación del vehículo.

No nos engañemos, la gente igual muere en un accidente a 120 que a 140 km/h.

El caso sería permitir circular, por ejemplo, a 140 a vehículos de una cierta cilindrada y relativamente nuevos, o con una ITV muy rigurosa pasada.

Otra escala permitiría circular a 130 km/h a otros coches que, aun en buenas condiciones, no llegaran a la seguridad de los anteriores; y así, ir diminuyendo, incluso por debajo de los 120 o los 100 en vehículos que podríamos cosiderar potencialmente peligrosos.

Esto incrementaría la venta de los vehículos de alta gama, con las consiguientes repercusiones en la fabricación de coches y piezas. Movería el mercado de segunda mano, pues muchos de los que compraran un coche mejor venderían el suyo, que igual está en buenas condiciones.

Activaría las reparaciones y el mantenimiento a fin de pasar la ITV más rigurosas y poder circular más rápido, o al menos no caer a velocidades más lentas, con lo que los talleres incrementarían sus facturaciones y seguramente crearían algún puesto de trabajo.

En fin, el mundo del automóvil, que tanto dinero puede mover a su alrededor, se potenciaría.

No nos sacaría por si solo de la crisis, pero creo que podría ayudar.

Enteramente a su disposición y a la de España.

Pedro Font."


No se si recibiré contestación o no, ya os lo diré; pero os animo a todos a que aportéis las ideas que podáis tener; entre todas igual hay alguna buena.

No hay comentarios:

Encuesta

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"