Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

domingo, 15 de mayo de 2011

Fiestas con toros.

Decididamente, aunque sé que la afición a los toros en Villarreal es mucha, he de posicionarme y , respetando cualquier otra opinión, digo que las fiestas con toros son una salvajada.

Una salvajada porque, el toro es un animal salvaje, ya que aunque se críe en manadas, más o menos controladas por humanos, en ningún momento se pretende domesticarlos, sino más bien, mantenerlo lo mas bravo posible, incluso incrementar esta cualidad con técnicas agresivas contra el propio animal.


Una salvajada porque sus orígenes se remontan a la Edad del Bronce en que los humanos debían cazar para comer, y entre otros animales se encontraba los bóvidos, quizás los ancestrales uros ya desaparecidos.


Una salvajada porque siempre se trata de una situación no controlada, ya que influye el factor “toro”, que actúa por instinto y no de acuerdo con las normas que para el festejo hayan impuesto los organizadores.

El toro es el único participante en esta fiesta que lo hace contra su voluntad, pero es que además es el que peor parado sale, ya que en la mayoría de los casos muere con mucho dolor.


Pensemos, sobre todo los que tenéis mascotas, si matarías a la vuestra (perro, gato,...) de un modo tan cruel, y no me vale la tan traía y llevada frase que argumentan los defensores de la fiesta de que “el toro ya nace y se cría para eso”. Eso es una chorrada.

Los animales, incluidos los toros y las vacas se reproducen por instinto sin pensar ni por un segundo que su descendencia tiene que acabar así. Otra cosa es que luego, el ganadero, se preocupe de criarlo potenciando sus instintos defensivos para ser toreado.

Tampoco vale decir si me gusta la carne de toro. También me gusta la de cerdo o la de cordero, y no los toreamos. (Aunque en estos casos supongo que tienen una muerte indolora, también habría que revisar el procedimiento, pero ojos que no ven...).


Me diréis que si no me gusta que no vaya, y normalmente eso es lo que hago, pero hay veces que los compromisos socio-familiares obligan.

El caso es que la fiesta taurina está basada en la humillación, sufrimiento y muerte de un noble animal. Habrá gente a la que esto le gustará, como también la hay a la que le gusta el boxeo, pero no me negaréis que es una salvajada.

Al toro de las seis de la tarde, del día 14 de mayo, tras un largo acoso en el que intervinieron los cabestros, y ante la imposibilidad de devolverlo a los corrales, le echaron la cuerda y lo amarraron contra una de las barreras. Ante la práctica imposibilidad del animal de defenderse, ya que el piso húmedo le hacía resbalar y le impedía hacer fuerza, se desplomó. Los asistentes creímos que iba a ser sacrificado allí mismo. Fue un momento realmente penoso. Finalmente el toro se rehizo y al final fue encajonado.

2 comentarios:

Pepe Meneu dijo...

D'acord amb el que dius.
Lamentablement no sembla que vaja a eliminar-se aquesta "tradició". A alguns ajuntaments els simplifica omplir el programa de festes sense calfar-se les poques neurones de que disposen.

Perico dijo...

Lo primero de todo decirte que me ha gustado el post y la forma en cómo lo has expuesto (más que nada porque muchas veces tratamos este asunto envueltos en la pasión y de hecho quizás lo haga ahora...).

Por otro lado comentar que lo único que sostiene a esta tradición mezquina y cruel es que está basada en el negocio (a pesar de que todavía queden mentes para las que se puedan emplear semejantes calificativos).

Y por último, a colación de lo que comentas sobre comer carne de cerdo o cordero, decirte que ya estoy un tanto harto de que me vengan los taurinos con la misma historia del "¿pero tú sabes lo que le hacen a los pollos?" (y esto incluso dicho por gente a la que le presupones cierto nivel de estudios y capacidad profesional). Afortunadamente me los suelo quitar de encima cuando les digo que soy vegetariano, pero que aunque alguien decida comer carne, una cosa es matar por necesidad y otra cosa matar, torturar y generar un enorme sufrimiento por pura y mera diversión. Hay que ser pobre de espíritu para disfrutar torturando una forma de vida que lo único malo que ha hecho en esta vida es nacer con cuerpo de eso que conocemos como "toro".

A aquellos que se vanaglorian y se les llena la boca con aquello del arte y la escenificación de la vida y la muerte, si quieren ver lo que son las penurias de la vida, las reales penurias de la vida y la lucha para que no se te lleve la muerte, desde aquí les digo que empleen sus vacaciones en marchar a algún lugar del mundo, que hay muchos, donde puedan ver, tan sólo por poner un ejemplo, cómo los niños mueren de hambre o sed. Eso es la crudeza de eso que ellos pretenden escenificar y no el ir a la plaza con la barriga bien llena, cuando no con una copa de más, y con nada mejor que aportar a la sociedad y a ellos mismos que no sea otra cosa que el traspasar con hierros el cuerpo de un animal que nada a hecho a nadie.

Un saludo y enlazo este post a mis diferentes sitios digitales.

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"