Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

martes, 22 de marzo de 2011

El Cervantes de mi época.

No soy asiduo del facebook, pero ya que en su día abrí una cuenta por curiosidad, suelo entrar al menos una vez al día por ver si hay alguna novedad, que raramente la hay, al menos destacable.

Hoy, en la barra lateral izquierda de mi perfil, donde aparecen de manera aleatoria los “amigos”, he visto Ex-alumnos Cp Cervantes Vila-real, y curioseando de nuevo, he pinchado el enlace.

Mucha gente, supongo que casi todos ex-alumnos, casi todos desconocidos, ya que en general son más jóvenes; la verdad es que voy llegando a una edad en que, para mi, ya hay más gente joven que vieja.

Una foto me ha llamado la atención, y me ha transportado mentalmente a mi época de alumno del Cervantes. Allá a mediados de la década de los sesenta.

Foto sacada de Ex-alumnos Cp Cervantes Vila-real en facebook
Un colegio que sin ser nuevo, tampoco era viejo, podríamos decir que estaba en buen uso. Los chicos, que estábamos separado de las chicas, accedíamos a las aulas por la parte izquierda del edificio mirando la fachada desde la Avd. Cedre, mediante una pequeña rampa que daba acceso a los aseos y a una antesala rectangular donde daban las puertas el resto de las aulas.

La primera de ellas, a la izquierda era la de D. Olimpio, seguidamente D. Angel Montoliu, D Enrique Viciano, que estuvo de Director hasta la llegada de D. Antonio, este creo recordar que después murió a manos de un alumno en un colegio de Castellón, D. Cecilio Díaz, D. Manuel Cubedo, D. José Pascual Goterris. Todos ellos hoy recordados con agrado, aun cuando por aquel entonces unos se ganaban más el aprecio que otros.

Recuerdo los recreos, en un patio de tierra, con una pequeña acera junto al edificio, donde, cuando no nos apetecía correr y saltar, jugábamos a cromos.

Los maestros se sacaban las sillas y se juntaban para charlar de sus cosas, en invierno al sol, y cuando el calor se hacía notar, buscaban el resguardo bajo uno de los pinos que allí había.

No era raro que durante el juego, las pelotas pasaran por encima de la verja protectora y cayeran a la acequia, pero por lo general no era problema escabullirse y salir a recogerla desde una viga de madera que allí había para la limpieza del sifón por parte del “sequier”.

Recuerdo a muchos de los compañeros de clase, y de otras clases, pero no debo decir nombres aquí, también recuerdo las campañas de recogida de limosnas para los negritos, los cánticos del mes de María (Mayo), incluso el canto del “Cara al Sol”. Recuerdo los crucifijos en las paredes de las aulas, las fotos del Caudillo y de José Antonio, la bandera española, y sobre todo recuerdo la regla con que el maestro de turno nos ponía las manos rojas si no nos portábamos como era debido.

Pero no recuerdo que ninguno de los compañeros que pasamos por esta escuela, saliéramos traumatizados, ni por los símbolos que debíamos ver y respetar diariamente, ni por los castigos incluso físicos con que nos inculcaban el respeto a las personas, que hoy falta, a mi entender.

Yo, aunque no trabajo como maestro, tengo el título, y si bien las cosas se aprenden con la experiencia más que con los libros, se que no es pedagógico el castigo, más bien lo es el premio (eso dicen los libros), pero la realidad es que un buen cachete en su momento hace más efecto que cualquier reflexión.

Pero, no quería entrar en teorías pedagógicas, y menos cuando hay tanta gente preparada que me puede dar lecciones sobre estos temas, solo quería recordar con vosotros otros tiempos del Colegio Cervantes de Villarreal.

No hay comentarios:

Encuesta

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"