Los anuncios que encontrará en esta página provienen todos del programa Adsense de Google, con la garantía que ello supone. Puede curiosear en ellos sin ningún problema y riesgo.

Plaza Mayor Villarreal le ofrece la promoción gratuita de su negocio per medio de:

http://villarrealcomercial.pfont.eu

domingo, 13 de septiembre de 2009

Una tormenta de verano.

Ya lo venían anunciando los diferentes partes meteorológicos emitidos por las televisiones, tanto nacionales como comunitarias.

Para la tarde de hoy se avecinaba una tormenta que podía ser buena.

Y así ha sido.

La imagen, muestra la distribución delas lluvias en la Comunidad Valenciana a las 15:20 UTC, es decir a las 5:20 de la tarde, captadas por los radares de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Quien más y quien menos nos habíamos planificado la tarde de modo que desde las cinco a las siete menos cuarto disfrutaríamos del encuentro de fútbol Villarreal – Mallorca y a continuación esperaríamos la llegada de la Virgen de Gracia, en la plaza del Labrador y la acompañaríamos hasta las inmediaciones del ermitorio.

Pues bien, ni lo uno, ni lo otro.

El partido comenzó como otro cualquiera, con el Villarreal intentado llevarse los tres puntos pero el Mallorca oponiéndose a ello, (no voy a comentar el partido, porque no me considero lo suficientemente entendido para ello.) pero a medida que transcurrían los minutos, los relámpagos se hacían más visibles y, sobre todo, los truenos más audibles, hasta que las primera gotas nos obligaron a buscar resguardo y a abrir los paraguas, pero a los pocos minutos, ni los techados, ni los paraguas eran suficientes. La mayoría se metieron bajo las gradas y los pocos que aguantamos terminamos completamente mojados.

A la media parte el agua seguía arreciando, así que vencido, por mi parte, me guarecí también bajo las gradas, y al poco tiempo me volví a casa, de camino pude oír el grito de ¡Gol!. El Villarreal estaba ganando y la lluvia parecía que menguaba, pero al llegar a casa, en La Sexta, daban la información del empate.

A todo esto la lluvia había parado y el grupo de dolçainers interpretaba su música en la Plaza Mayor, y las autoridades municipales, la reina y las damas, y la banda de música salían en formación hacia San Pascual. Quizá se atrevieran a devolver a la Virgen al su Ermita. Pero no, al momento y tal como se fueron, volvieron. Únicamente habían hecho la ofrenda a la Virgen de los ramos de flores que portaban.

Así que todos los planes por tierra por culpa de la lluvia.

Por cierto, mientras esperaba a cubierto en el campo de fútbol a que parara de llover, una señora estaba comentando que esto pasaba por haber cambiado la procesión a la mañana.

Cada uno que piense lo que quiera.

No hay comentarios:

Página en construcción sobre la Basílica de San Pascual

Página en construcción sobre la Semana Santa en Villarreal

Entradas populares

Intercambio de enlaces. "Interenlázate"